Tejer calcetines…

Tejer calcetines es un momento cumbre de toda tejedora. Has oído hablar de ellos, los has visto, los has envidiado y finalmente un día piensas “basta ya, hoy empiezo con ellos”. Pero, lo siento mucho querida, una vez que haces sock, ya no hay stop: cuando empiezas a tejer calcetines ya no hay marcha atrás. Bienvenida al vicio.

calcetines1

Quiero explicaros un poco sobre el tema de tejer calcetines. Los calcetines se tejen en circular, con agujas circulares o bien con agujas de doble punta (dan mucho miedo, sí, pero os prometo que no es difícil), así que tenemos que saber previamente cómo tejer en circular y cómo tejer cosas pequeñas (la técnica del magic loop).

Un calcetín, si lo miramos bien, es un tubo que empieza abierto y acaba con una parte cerrada (la puntera) y con una esquina que cambia de dirección (el talón). Así diferenciamos sus partes, de arriba abajo: el elástico, la caña, el talón, el pie y la puntera. Generalmente, los calcetines hechos con lana de calcetines (con poliamida, que los hace más resistentes) se tejen con agujas de 2 o 2.5mm según tensión y tienen 60 puntos de ancho como medida base (se puede aumentar en caso de alguien con el pie superancho o supergrande), luego el largo se adapta a cada talla.

Cuando tejemos calcetines hay dos cosas importantísimas: por dónde lo empezamos y cómo hacemos el talón.

calcetines2

1. TOE-UP / CUFF-DOWN

Estos términos ingleses determinan por dónde empezamos el calcetín:

Cuff-down: de la caña hacia la puntera. Esta construcción nos permite tejer calcetines empezando fácilmente con un elástico y seguir tejiendo en circular hasta el talón. Se suelen tejer calcetines por primera vez así. Es una forma lógica y nos hace entender las partes de cada calcetín. Si queréis aprender a tejerlos así, no puedo dejar de recomendaros el tutorial con el que yo aprendí: el tutorial de Siona, probablemente el mejor tutorial en español que encontraréis.

Toe-up: de la puntera hacia arriba. Esta construcción nos permite aprovechar la lana al máximo porque podemos seguir tejiendo hasta que se nos termine la lana tal cual, sin sufrir por si tendremos suficiente para las disminuciones de la puntera. Aunque no es tan popular para los principiantes, os la recomiendo una vez hayáis entrado en el mundo calcetinil. Se empieza el calcetín con el Judy’s Magic Cast On y se montan 8 o 10 puntos, se van haciendo aumentos a principio y final de cada mitad de calcetín en vueltas alternas hasta tener los puntos necesarios (el estándar es 60) y se sigue todo el pie hasta el talón que elijamos. Luego ya la caña, elástico y cerrar.

2. TIPOS DE TALONES

Con cualquiera de los dos métodos de construcción, acabamos llegando al talón. Allí las opciones se multiplican. Hay una infinidad de tipos de talón. Como ejemplo, os enseño 4:

tipostalones

En esta foto extraída de este enlace vemos 4 talones diferentes para tejer calcetines:

1. Short-row heel: talón de vueltas cortas. En este enlace tenéis un tutorial en español.

2. Fleegle’s Heel: otro tipo de talón del que no tengo más información pero encima me parece feo.

3. Heel flap: talón de solapa. Este talón es el que se suele enseñar al principio. El tutorial de Siona os soluciona el problema de nuevo, está perfectamente explicado en español.

4. Afterthought heel: talón demorado (según leo por internet). Este talón nos permite tejer el calcetín como si fuera un tubo y añadir el talón a posteriori. Aquí tenéis un tutorial en español, pero la verdad es que no lo he probado nunca.

5. Aunque no esté en la foto de arriba, añado el Fish Lips Kiss Heel porque es el que hice en los calcetines de mis fotos y creo que es mi técnica favorita: funciona para todos los calcetines sea cual sea la construcción y quedan que parecen comprados. En aspecto es muy similar al talón de vueltas cortas. El patrón está en inglés, lo siento, pero podéis descargarlo por 1€ en este enlace.

Una vez hemos terminado de tejer calcetines, sea cual sea la técnica, es importante bloquearlos. ¿Qué significa bloquearlo? Pues significa mojarlo y extenderlo para que se seque con una forma adecuada y en plano. Existen en el mercado bloqueadores de calcetines y con ellos conseguiremos que nuestros calcetines parezcan comprados.

Y os enseño unas fotos para que veáis el antes, el durante y el después del bloqueado. ¿Es o no es increíble?

calcetines3calcetines4

Y una vez todo terminado, ya tendréis vuestros calcetines de lana calentitos para vosotros o para regalar.

Los que habéis visto en las fotos esta tejido con fish lips kiss heel y los dos a la vez. La lana Phil Folk 100 de Phildar en color 101. El ancho del calcetín es de 60 puntos tejidos con agujas de 2.5 mm y el largo de pie es según la talla del/la propietario/a. El par de calcetines pesa 60 gramos, es más de medio ovillo de 100 gramos.

Ay, ya está. Ya lo he dicho todo. ¡¡Espero que no os parezca muy difícil!! ¿Os animáis a tejer calcetines?

Son un vicio absoluto y siempre hay nuevas técnicas que aprender.

¡A tejer!

Anuncios

Un comentario en “Tejer calcetines…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s